Diabetes tipo 2 en niños y adolescentes

por: Carlos A. Leyva Jordán, M.D.
Endocrinólogo Pediátrico

 

Las personas con diabetes tipo 2 tienen niveles de glucosa (azúcar) en la sangre más altos de lo normal.  La insulina, que se produce en el páncreas, es la que regula la cantidad de glucosa en sangre.  Personas con diabetes tipo 2 producen insulina pero las células de su cuerpo no responden bien a ella, por lo tanto tienen resistencia a la insulina.  La diabetes tipo 2 ocurre generalmente en personas con sobrepeso, que realizan poca o ninguna actividad física y mayores de 40 años.  En muchos casos hay algún miembro de la familia con diabetes tipo 2.  Los niños y adolescentes obesos, especialmente aquellos con historial familiar de diabetes tipo 2, tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 durante la niñez o adolescencia.  Durante las últimas décadas se han reportado cada vez más casos en Puerto Rico de diabetes tipo 2 en niños.

Hay varios factores que contribuyen al desarrollo de diabetes tipo 2 en niños y adolescentes:

  • Sobrepeso u obesidad
  • Historial familiar de diabetes
  • Poco ejercicio
  • Diabetes gestacional en la madre del paciente

Otras señales y síntomas que aumentan el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 son:

  • La acantosis nigricans (una área en la piel que se oscurece y usualmente aparece detrás del cuello)
  • Presión alta
  • Nivel de colesterol alto

La mejor manera de prevenir la diabetes tipo 2 es mantener un peso adecuado.  Si su niño ya padece de diabetes tipo 2 es importante diagnosticarla a tiempo para así poder tratarla adecuadamente.

 

La diabetes tipo 2 se diagnostica utilizando pruebas de sangre.  Se puede diagnosticar con un examen de glucosa en ayunas (más de 8 horas sin comer), con un nivel de glucosa al azar, con un examen de tolerancia a la glucosa oral, o con una hemoglobina glucosilada (da un promedio de los niveles de glucosa por los pasados tres meses).   El médico analizará los resultados de estos exámenes para determinar si su niño padece de la condición y sugerir opciones de tratamiento.

La diabetes tipo 2 regularmente se puede controlar con dieta y ejercicio, pero hay personas que requieren medicamentos orales (agentes hipoglucémicos orales) o insulina para poder mantener control de los niveles de azúcar.  Actualmente, la metformina e insulina son los únicos medicamentos aprobados para el tratamiento de diabetes tipo 2 en niños.

Un factor importante para el buen control de los niveles de glucosa en un niño o adolescente con diabetes tipo 2 es el apoyo y participación de la familia.  Toda la familia debe de llevar un estilo de vida sano que incluya una dieta adecuada y ejercicio.  Esto no sólo ayudará al niño, sino también a los familiares.  Colabore con su hijo para desarrollar un plan en el cual se tome los medicamentos y mida sus niveles de glucosa en sangre.  El hacer esto ayudará a evitar el desarrollo de complicaciones en un futuro.

 

Relacionado con: Artículos para Pacientes, Diabetes Mellitus Tipo 2, Niños y Adolescentes